¿Cómo mejorar la carta de tu restaurante para aumentar las ventas?

¿Cómo mejorar la carta de tu restaurante para aumentar las ventas?

Para la mayoría de los clientes hoy, leer un menú es como leer un directorio telefónico, largo y aburrido.

A principios de 2014, el menú de las 500 cadenas de restaurantes más importantes a nivel mundial tenía en promedio 153 platos; esos son demasiados platos.

Lo que sucede cuando un cliente se enfrenta a un menú tan largo, es que se estresa y se demora más en pedir. Consecuentemente, la cocina se vuelve menos eficiente por lo que termina necesitando más personal, y estos costos se terminan trasladándose al cliente. Además, con una carta tan amplia, el cliente no sabe quién eres, ni en que te especializas.

Todos estos factores sumados hacen que el cliente no repita su visita ni te recomiende a las demás personas.

40207-o2djd9-01

Por eso todas aquellas cadenas que apostaban por el “más es mejor”, han empezado a cambiar su mentalidad y están simplificando sus cartas para ofrecer a sus clientes una menor cantidad de platos pero con una mayor calidad.

Por ejemplo, cuando la hamburguesería norteamericana Hardee redujo los 90 platos en su menú a 65 (es decir, un 28% menos), el nivel de satisfacción de sus clientes aumentó un 6%. Longhorn Steakhouse, también redujo su menú un 14% y la satisfacción del cliente subió un 7% también.

Se podría afirmar entonces que en muchas ocasiones, o por lo menos cuando el menú es demasiado extenso, parece existir una relación inversa entre la satisfacción del cliente y la cantidad de platos en el menú.

Si quieres que tu cliente se sienta satisfecho en tu restaurante, es posible que necesites recortar tu oferta de forma drástica.

Menos platos, descripciones más claras.

Una de las razones principales por las que el nivel de satisfacción del cliente aumenta al reducir el número de platos en el menú de estos locales, es que, de repente, pasan a tener más espacio físico en la carta.

Y, más espacio físico, significa descripciones más detalladas, y la posibilidad de darle mayor protagonismo a los platos que más interesa vender.

Aún con cartas digitales, que permiten agregar cuanta información se desee, resulta largo y tedioso para los clientes leerlas, además dificulta la decisión a tomar.

Menos Platos, Mejor Cocina

Las lecciones aprendidas de la reducción del menú en las cadenas de comida rápida norteamericanas, se aplican hoy a restaurantes de todo tipo.

El objetivo ahora ha dejado de ser cantidad y ha comenzado a ser calidad.

Un mayor enfoque en hacer las cosas bien garantiza dar a los clientes lo que ellos están pidiendo. Desde locales pulcros y modernos hasta un menú fácil de entender.

La gente ahora prefiere un restaurante que haga pocos platos y que los haga excelente a uno donde preparan de todo, pero no pasan de un aceptable en calidad.

Menos Platos, Mayores las opciones de Personalización

Dales la idea, el resto ya se lo harán ellos.

Eso es lo que buscan los clientes de hoy, dales alitas de pollo, y ofréceles la oportunidad de escoger sus salsas acompañantes. Dales la base de la pizza, y ofréceles la opción de escoger ingredientes frescos y variados.

¡Verás cómo tienes los clientes más felices del mundo y además tus ventas subirán!

Tomado de: www.marketingastronomico.com