9 habilidades que deben tener los meseros para prestar un mejor servicio

Una mala expresión, una mala mirada, un tiempo mayor de espera, una mala recomendación; son hechos determinantes para que un cliente decida no volver a un restaurante. Estudios realizados han detectado que el 90% de las razones por las que un cliente no vuelve a un restaurante es debido a la mala atención prestada por sus camareros.

Conoce estas 10 cualidades que te ayudarán a hacer una mejor selección de meseros para tu restaurante; aumentando el nivel de satisfacción en el servicio prestado por ellos e incrementando el número de visitas por cada cliente:

1. Comunicativas

No es solo saber expresarse, la clave esta en saber escuchar. El mesero debe entender claramente las solicitudes de los clientes para comunicarlas al equipo de cocina; así mismo debe recordar muy bien las especificaciones o cambios hechos a los platos por los comensales, para así entregarles en su mesa lo que están deseando. Esta habilidad puede ser potencializada con ayudas tecnológicas como telecomandas que vienen integradas a tu software administrativo para que los pedidos con sus modificaciones aparezcan directamente en el monitor del equipo de cocina.

2. Don de gente

Dependiendo del estilo de tu negocio, ¿necesitas una persona que tenga conocimientos técnicos protocolarios (sepa servir muy bien en la mesa, la ubicación de los platos, los tenedores, las copas, el vino)?, o ¿necesitas alguien con una muy buena actitud y servicio al cliente con conocimientos básicos protocolarios? Recuerda que hay habilidades innatas a cada ser humano, y enseñar a una persona a ser carismática y tener vocación de servicio es más difícil que enseñarle a alguien a organizar protocolariamente una mesa para una cena.

También te puede interesar: ¿Qué implicaciones tiene para un restaurante la elección de cada tipo de servicio de mesa?

3. Orientación a las ventas

Más que un mesero, es un vendedor de tu menú. Los camareros deben conocer mucho más que tú la carta del restaurante para que de esta manera puedan hacer sugerencias a las compras del cliente o describir con precisión los componentes de tus platos. Evita que caigan en el error de describirlos con expresiones como: “muy delicioso”.  La experiencia de sabor es única para cada persona y decir esto, además de no tener mucha credibilidad, puede generar el efecto contrario de que el cliente se lleve la impresión que los platos descritos por tu personal como “muy delicioso” no lo son. Para contrarrestar esto se puede decir “el plato que más popular o pedido”.

También te puede interesar: ¿Cómo lograr que los meseros vendan más?

4. Ser amable pero no confianzudo 

Aunque hay una delgada línea entre ser muy amable y ser confianzudo, muchos meseros pueden caer en el error de pasarse de confianzudos con tus comensales. Esto se puede contrarrestar capacitando a tus camareros con cursos de servicio y atención al cliente.

5. Brindar atención personalizada a clientes especiales

Conocer muy bien a los clientes recurrentes de tu restaurante. Los comensales que frecuentan  tu restaurante merecen un trato preferencial. Tus meseros deben recordar muy bien cuál es su plato favorito, llamarlos por su nombre, recomendarles variaciones de menú y así ellos sentirán que son importantes para tu negocio. Para esto también te puedes valer de la información que te proporcione tu software pos sobre  los platos más consumidos por tus clientes frecuentes.

6. Ser atento

Para todos es incómodo que se necesite algo en tu mesa y encontrar a un mesero o lograr llamar su atención sea una misión imposible. Un mesero siempre debe estar atento, para esto debe tener su cabeza en alto para detectar fácilmente cuando una mesa necesita ser atendida. Si tu presupuesto es mayor, te puedes valer de tecnología que le permita a tus clientes presionar un dispositivo y que a tus meseros o a tu mesa de atención llegue la notificación para atenderlos de inmediato.

7. Buena presentación personal

Aunque suene muy superficial, tus meseros siempre deben estar impecables, tener una sonrisa perfecta, cabello organizado, usar desodorante y tener sus uñas perfectas. A nadie le gustaría  que quien le lleve el plato a su mesa sea una persona que visualmente sea poco higiénica.

8. Saber controlar el estrés

En las horas pico de tu restaurante, todos tus comensales desean tener en su mesa el plato lo más pronto posible y ser atendidos de una forma cordial. Imagina que tienes 10 mesas a tu cargo cada una con 3 personas todas queriendo ser atendidas al mismo tiempo. Tu mesero debe saber controlar muy bien el estrés que esto le pueda generar para así no transmitirle estas energías a los comensales, pues estos lo percibirán como una mala atención.

9. Solución rápida a problemas 

Es muy común que a tu mesero se le presenten muchos problemas mientras atiende al público; por esto debe tener la habilidad de pensamiento rápido para dar las soluciones efectivas a cada situación. Por ejemplo, si le solicitan algo que ya no esta preparando la cocina, recomendar en su lugar un plato similar para no dejar que el cliente se vaya sin vivir ninguna experiencia ni probar un plato en tu restaurante.

Recuerda que tus comensales pueden perdonar fácilmente los errores que cometen tus chefs si el  mesero sabe manejar la situación; pero una mala atención puede echar a perder los mejores dotes culinarios.