¿Cuántos empleados debes tener contratados en tu restaurante? Conócelos

cuantos empleados debe tener un restaurante. conocelos

Contar con un equipo de trabajo adecuado y capacitado es uno de los factores fundamentales para todo tipo de negocios, y cuando se trata de un restaurante, esta condición no pasa por debajo de la mesa.

Cuando se tiene un restaurante, es importante tener cubiertas todas las áreas que este comprende y entre ellas está el personal de tu negocio, este debe ser el adecuado pues es el que tiene un trato directo con los clientes y se encargan de preparar el producto final que ofreces.

Sea cual sea tu tipo de restaurante, existen diferentes funciones y cargos, en este artículo queremos decirte cuál es el número perfecto de empleados que debes tener y los cargos ideales.

A continuación te presentaremos los puestos de trabajo que hay en un restaurante, claro, este equipo se va a formar en función al tamaño del establecimiento y al número de clientes que se pueden atender diariamente. Estos cargos pueden ser ocupados por distintas personas o si es muy pequeño pueden ser desempeñados por un mismo trabajador.

¡Vamos a conocerlos!

Personal administrativo:

  1. Un gerente: es el puesto principal dentro de todo el equipo de trabajo y se encarga de gestionar el negocio y a los empleados del establecimiento. Este puede asignar las tareas, ascender de cargos, llamar la atención etc.
  2. Asistente administrativo: dependiendo del tamaño del restaurante, este cargo puede ser ocupado por el mismo gerente, aunque si es un establecimiento grande se puede buscar una persona para que cumpla con esta función. Este se encarga de realizar los pendientes ordenados por el gerente y de llevar los cálculos de la contabilidad.
  3. Responsable de compras: así como el asistente administrativo, este cargo puede ser desempeñado por el mismo gerente si el establecimiento es pequeño, pero si es grande, existe esta figura independiente de los cargos anteriores. Este se encargará de hacer las compras diarias, tomando en cuenta el presupuesto, los costos y la calidad.

Personal de Sala:

Ahora bien, por otro lado tenemos el equipo de la sala, donde están incluidos los camareros de la barra y de las mesas, el encargado de la caja y el jefe de sala.

  1. Camareros: sean de barra o de las mesas, estas son las personas encargadas de atender las peticiones de las personas. Dependiendo del tamaño del restaurante y el flujo de clientes estos cargos puede ser desempeñado por las mismas personas, pueden atender las peticiones de las bebidas en la barra y de la comida en la cocina. Cuando el establecimiento es muy grande hay camareros en barra y para atender exclusivamente las órdenes de la cocina.

También te puede interesar: 9 consejos que debes compartir con tus meseros para mejorar el servicio al cliente 

2. Encargado de caja: forma parte del personal administrativo del local y se encarga de hacer las cobranzas a los clientes y de cuadrar la caja al final de la jornada.

3. Jefe de sala: es el encargado de gestionar las tareas que deben cumplir las figuras anteriores y es el nexo de comunicación entre la cocina y el área de los clientes. Se encarga de velar porque las tareas de los camareros y de la caja funcione a la perfección.

Personal de cocina:

Ahora vamos con el equipo de la cocina, quienes se encargar de completar los pedidos de los clientes y de ofrecer un producto de calidad al comensal. Conozcamos quiénes son.

  1. Ayudante de cocina: como su nombre lo indica, su tarea principal es el ayudar a los cocineros. Deben contar con certificado de salud y de manipulación de alimentos.
  2. Cocinero: se encarga de hacer las preparaciones que van a degustar los clientes, tomando en cuenta el sabor y la presentación. Deben ser personas capaces de trabajar bajo presión y con un correcto dominio de los alimentos y de los implementos de cocina.
  3. Jefe de cocina: se encargan de velar por el buen funcionamiento de la cocina del restaurante. Deben tomar en cuenta desde la buena seguridad en la manipulación de los alimentos hasta la limpieza de la cocina. Supervisa la presentación del plato, cómo se hace y la entrega.

Personal de limpieza y mantenimiento:

Por último, tenemos el equipo de trabajo de limpieza y mantenimiento, este se encarga de mantener la correcta higiene de todo el establecimiento, desde la entrada hasta la cocina. Es una pieza clave dentro del negocio, pues sabemos que una perfecta limpieza es una buena carta de presentación y más cuando se trata de comida. La limpieza debe ser extrema y cuidando cada detalle.