Consejos para optimizar la ocupación de tu restaurante

Consejos para optimizar la ocupación de tu restaurante

Optimizar la ocupación del espacio disponible es un tema que preocupa a todos los negocios. Y con razón. Hay que sacar provecho máximo de un recurso limitado: el espacio disponible del restaurante.

¡Si el asiento no se llena, tu cuenta bancaria tampoco!

Al optimizar la ocupación de mesas y sillas en tu restaurante, es conveniente monitorear el RevPASH (Revenue per Available Seat Hour o Ingreso por Horas por Asiento Disponible).

¿Cómo calculas el RevPASH de tu restaurante?

Dividiendo el ingreso de tu local por hora por el número de asientos que tienes. Te da una idea de que tan bien aprovechado está el espacio en tu restaurante. Si sólo has llenado la mitad esa noche, tu RevPASH será bajo.

 Así que, hay que intentar optimizar la ocupación de mesas y sillas siempre que sea posible, para conseguir tus objetivos financieros.

Cómo optimizar la ocupación de mesas y sillas en tu restaurante

Tus objetivos principales son los siguientes:

  • Intentar disminuir el tiempo que un grupo/cliente se sienta en tu mesa
  • Aumentar su gasto medio
  • Disminuir el tiempo que una mesa queda vacía después de que el grupo/cliente marche.

 

¿Cómo consigues estos tres objetivos?

 

1. Sirve comida para llevar y a domicilio

 Sirve desayunos, almuerzos, cenas para llevar si es necesario.
¿Sabes por qué McDonald’s creó el concepto del desayuno para llevar?
Porque, como tú, pagan alquiler 24 horas al día, 7 días a la semana, 52 semanas al año. Si los clientes se llevan el desayuno sin ocupar asientos, McDonald’s multiplica sus ingresos. De igual manera funciona con los pedidos a domicilio.

Cuantas más posibilidades de obtener ingresos no vinculados a una silla tengas, mayor tu retorno. Al aumentar el número de horas que tus sillas y mesas están disponibles al cliente, repartes tus costos fijos entre un mayor número de horas.

2. Se acabaron los martes “muertos”.

Los martes siempre han sido una de las noches más difícil para cualquier tipo de establecimiento. Y, precisamente por eso, se convierten en el día ideal para realizar promociones que llenen el local.

3. Aumenta los turnos.

El número de turnos es el número de grupos que se sientan en una mesa cada noche. Según el tipo de clientes que tengas, y tu mercado objetivo, es posible que puedas conseguir otro turno cada noche disminuyendo el tiempo de rotación de cada grupo. Algunos restaurantes tienen sesiones fijas, por ejemplo, a las 20:00 y 22:00 para que los clientes sepan que si su turno es a las 20:00, tienen que estar fuera a las 22:00.

4. Optimiza tus mesas.

¿Cuál es el tamaño medio de sus reservas? ¿Sueles atraer a personas solas y parejas?
Si es así, y tus mesas son para 4 significa que estás desechando el potencial de sentar a otro grupo de dos en otra mesa. Y, por lo tanto, estás perdiendo dinero. Puedes pensar en acomodar largos comedores compartidos o tener algunas mesas para grupos más pequeños.

5. Ofertas de última hora.

¿Es una noche mucho más tranquila de lo que te esperabas? ¿Por qué no tuitear una oferta o colgarla en tu página de Facebook o de Instagram? No des la noche por perdida. Lucha por ella, porque esas mesas de última hora pueden representar la diferencia entre una noche de pérdidas y una noche de objetivos conseguidos.

La ocupación de un restaurante, es algo que depende de varios factores y poniendo en práctica estos consejos podrás alcanzar mejores objetivos financieros.