7 Consejos para reducir los costos de tu restaurante

reducir costos en restaurante

7 Consejos para reducir los costos de tu restaurante

Más de 100.000 restaurantes atienden público cada día en Colombia. 99.999 restaurantes que compiten ferozmente con tu restaurante para atraer al cliente.

De acuerdo, exageramos, no todos compiten directamente con tu restaurante, pero queremos mostrarte que en este entorno, sobrevivir y obtener beneficios es algo complicado.

También sabemos que los administradores de restaurantes y los dueños trabajan en algunos casos de forma exagerada sin ver los resultados. Invierten en formación para el personal del restaurante, pero hay demasiada rotación. Ajustan los precios, pero el restaurante de al lado los ajusta más. El gerente de un restaurante trabaja un número inconcebible de horas para obtener beneficios muy limitados.

Este ritmo es insostenible.

Para que un restaurante sea un negocio rentable, es necesario prestar atención hasta al más mínimo detalle, ya que son estos los que pueden llegar a costar millones de pesos en el balance del año.

Por eso presentamos estos 7 consejos que ayudarán  a un administrador o un gerente a reducir los costos de un restaurante:

1. Sé generoso… ¡pero no tanto!

A muchas personas les gusta pasar por un restaurante y sentarse a conversar, y el administrador siendo generoso decide llevarles algo a la mesa, un postrecito, o un té frio, o los aperitivos…

¡Cuidado!

Toda esa generosidad acabará por descuadrar las cuentas, sin que se conozcan los motivos.

2. Limita el número de platos en la carta

Las cartas extensas complican la vida del personal del restaurante, y se las complica al cliente. Mientras más opciones haya en la carta más tardará para elegir, empeorando la rotación y el tiempo de servicio.

Si la cocina no tiene ni las dimensiones ni el equipamiento aconsejable, y el restaurante no cuenta con el personal idóneo para servir una carta tan extensa, entonces eliminar una buena cantidad de platos de la carta es la mejor opción, hay que recordar que es mejor calidad, que cantidad.

Además, entre más extensa sea la carta mayores serán los desperdicios.

3. Cuidado con los servicios públicos.

Ni el restaurante ni el planeta se lo pueden  permitir. Así que,

¿para qué dejar ese fogón encendido si no lo van a usar? -Por si acaso… – No, no te beneficia.

Y ese congelador adicional ¿lo necesitas? -No  -Fuera, entonces.

¿Es realmente necesario que los cocineros enciendan las parrillas desde las 11 de la mañana? -Indiscutiblemente ¡No!

Este tipo de gastos puede llegar a suponerte hasta un 8% de tus ventas. Por eso, es importante que controles todos los gastos de los servicios públicos (luz, agua y gas) con conciencia: no dejar los grifos abiertos, apagar las luces que no se utilizan, y cerrar el gas siempre que no se utilice.

4. Invertir en publicidad digital

La publicidad tradicional del tipo periódico, radio, folletos, etc., es muy costosa y en estos tiempos digitales se podría decir que tiene muy poco alcance, además de que es poco medible, por lo tanto no permite mejorar.

Para beneficio de los negocios, la publicidad digital hoy en día permite llegar directamente al nicho deseado y por un menor costo.

Pero no todo es color rosa, el marketing digital requiere tiempo y perseverancia. Si persistes, conseguirás establecer una relación emocional con tu cliente a largo plazo que compensará todo tu esfuerzo.

5. Porciona de mejor manera los platos

La cantidad de dinero que se pierde por servir porciones que son físicamente imposibles de comer es muy alto, por eso hay que evitar desperdiciar comida. Para eso se puede crear una tabla con los pesos óptimos de cada plato y de sus componentes.

Recuerda el cliente valora más la calidad que la cantidad, por eso es que no se van a quejar si las porciones no son muy grandes.

El tamaño de los platos va estrechamente ligado a los costos, así que si controlas el tamaño controlas los costos.

6. El poder de negociación con los proveedores.

La misma competencia a la que se enfrenta tu negocio, la enfrenta también cada proveedor, así que la competencia en este caso es algo benéfico para la negociación, ya que si el proveedor actual no puede mejorar los precios, habrá otro que si lo pueda hacer.

La clave está en la negociación con el proveedor

Si no es posible llegar a un acuerdo, hay otro proveedor que con seguridad tendrá un precio que te ayudara a controlar los costos de tu materia prima.

7 ¡Atento a tu inventario!

La cantidad de dinero que pierde un restaurante por no tener controlado su inventario es incalculable, se debe tener un control minucioso de los productos y además de sus fechas de vencimiento. Hay que evitar que se pierdan insumos por no tener clara la fecha de vencimiento. Para evitar esto se pueden crear promociones o platos con los productos que estén próximos a vencer.

Para que estos consejos funcionen de manera adecuada, deben ser replicados por cada una de las personas que conforman el personal de restaurante.

El dinero que se ahorre puede ser invertido en motivaciones para el personal. Lo que a su vez se traducirá en un mejor servicio  y esto a su vez en clientes más satisfechos.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.